985359826 y 645843524 consulta@pilardelamo.com

 Cómo liberarse de la culpa

como liberarse de la culpa y dejar de autotorturarsemujer se siente culpable

 

Te sientes tan confusa que no sabes ni expresarte. Sólo repites que algo va mal en ti,  que no eres capaz de ser feliz ni de hacer feliz a tu familia. Te noto desesperada y con ansiedad, como un animal enjaulado, queriendo escapar pero sin poder hacerlo.

¿Cuantas veces te machacas a ti misma por lo que haces y lo que deberías haber hecho?

¿De quien estamos hablando?

De una persona que no tiene instintos asesinos, ni tampoco se droga, ni es psicópata. Todo lo contrario, hablamos de tí, una profesional de unos cuarenta y tantos con una pareja con la que le va razonablemente bien y un hijo que te estresa

La autotortura

¿Qué te pasa entonces?

Que la vida no te resulta lo fácil que  crees que debe ser y crees que es por tu culpa. ¿El que? Pues eso, que las cosas no fluyan, que haya conflictos, que la vida no sea un vergel. Que  no eres lo suficientemente buena.

Te sientes responsable de la felicidad de los demás y como eso es demasiado y encima no está en tus manos, te sientes frustrada casi todo el tiempo.

¿Sabes que mas? Quizás sea muy sensible y excesivamente responsable.

A ver , que tu no tienes tanta influencia en el mundo. Por suerte, diría yo, que el que tu grites no va a volver a tu hijo un traumatizado. No le gustará, pero se buscará la vida para soportarlo.

Que sí, que por mucho que grites hace falta más para arruinar la existencia del chaval que tienes en casa.
Yo, para mí, que te va a poner en off y va a dejar de oírte.

Los deberías.acusación

¿Qué tienes en tu cabeza?

De momento, la sublimación de la maternidad. Esa solemnidad con la que se habla de tener hijos. Sí, sé que te sientes culpable siquiera por pensarlo, pero no te llegó la realización de la mano de tu bebé.

Lo deseaste con todas tus fuerzas, pero no contabas con que los niños lloran y a veces lo hacen durante años y no te dejan dormir. Empezamos por ahí. ¿Cómo te ibas a sentir? Pues agotada y asustada.

Como cualquiera en tu caso. Lo que pasa que tu te echaste la culpa. Eras y eres una mala madre.
Eres mala porque no pudiste disfrutar a tu bebé. Anda que con año y medio sin dormir quien lo hubiera podido disfrutar…

Eso, de pequeño. De más mayor te pusiste a hacer los deberes con él y la casa se convirtió en una batalla campal.

Chica, sé realista, ¿ Dónde pone que ser buena madre consiste en obligar a estudiar a un chaval que solo quiere jugar con el móvil ‘. Pero, ¿ Alguien se puede realizar haciendo eso?.

Pero es que en el trabajo le pasa igual. O lo lleva de calle, o se echa a temblar . Ahí está el defecto.

Tanto debería te impidió disfrutar de lo que se podía y aceptar la realidad.

 

El perfeccionismo

¿ Que hay perfecto? ¿ Hay algo?

¿De verdad crees que nos queremos o nos odiamos?. Así sin más. Que o somos felices o somos infelices. Pero ¿ no te das cuenta que todos navegamos de un lado al otro?

No hay nada al cien por cien. Por mucho que nos queremos hay veces en que no nos soportamos . Somos buenos a veces y en ocasiones malos. Un generoso nos sorprende a veces con unas mezquindades….

Y si te digo que necesitamos vacaciones hasta de nuestras personas mas queridas…

Creo que tu pareja está enamorado de ti. Lo dice abiertamente. Y es sincero. Os lleváis bien. Pero nunca viste la cara de irritación que pone cuando hablas de su familia? ¿ de verdad que no te das cuenta de cómo te mira cuando llegas tarde?

¡ Que tonta soy¡ Claro, que lo notas. Tu precisamente notas todo y te culpabilizas porque lo hiciste mal.
Otra en tu lugar, diría : “ Oye mira,¿ qué quiere?, con la familia tan pesada que tiene, gracias que los vemos de vez en cuando , que si fuera por mi….

¿ Y  que llego cinco minutos tarde? Por la de veces que llega él y no digo ni pío

¿Coges la idea?, Tu extremada sensibilidad hace que te atribuyas todas las responsabilidades del malestar de los demás. Todo lo referencias en ti.

Los demás también juegan, no sólo tu y también existen las circunstancias. Vaya, que tu pareja es muy majo, pero también tiene sus cosas…

Si, ¿ cuales?

Pues mira, que es intransigente.

Que no está bien que seas impuntual, pero hija, menudas caras pone…

¿ y que? Lo importante es la media. Que soy más feliz contigo que sin ti, aunque te abrasaría de vez en cuando. Pues bien, prueba superada.

Las expectativas

Estoy segura de que has aprendido a comportarte así en el seno de tu familia.

Seguro que has oído mensajes de como me has decepcionado, no esperaba eso de ti, lo que quiero es que seas una niña buena, o lo que te pido es que no me des problemas.

Si ha sido así, probablemente hayas sacado una conclusión equivocada de tu propia persona. No respondiste a las expectativas de los demás, por lo tanto eras mala o inadecuada. Algo había mal en ti. Porque ellos te querían y tú no quisiste o no pudiste darles gusto.

También pudieron haberte indicado el comportamiento a seguir. Las niñas no hacen esto, o sí lo hacen. Tu vas a ser la que, o el que…

Aprendiste que el amor no era incondicional y fuiste desarrollando una extremada sensibilidad para  detectar rápidamente lo que querían los demás y te atribuiste el rol de complacerles. Era la forma de obtener su cariño.

Te fuiste tragando que había partes buenas en ti y otras malas. Y en función de ellas recibías afecto. Te tragaste que algo funcionaba mal en ti, cuando eran tus padres los que vertían sus esperanzas, sus traumas, sus limitaciones en ti.

Los sueños que papá no pudo cumplir los cumpliría su hijo, como si fuera un robot teledirigido. Las dificultades de mamá, que  era demasiado joven cuando te tuvo y poco maternal, las sufriría su hija por su comportamiento.

No chica, no, A cada cosa su nombre. Si tu madre es fría y poco cariñosa, es lo que es. O tu padre quería ser ingeniero y no pudo, pues oye que lo deje y acepte lo que es, pero que no pretenda pasarle el testigo a la siguiente generación.

Y a aquella profesora que no sabía como tratar con niños y le llegaste tu llena de vida y le confrontabas con sus dificultades, pues mira, que se lo coma con patatas y no se queje de que eras una chica mala. Ella, era una inútil y no hay otra.
.

La necesidad de complacer para hacerte perdonar.

 

¿ Qué tienes que hacerte perdonar? ¿Que diste problemas en la infancia, que tienes migas en la alformbra del comedor, que te falta voluntad para quitarte esos kilos?

Complaces para compensar que no estas a la altura de las expectativas. Complaces para echar una cortina de humo sobre la rara que eres.. O para hacerles olvidar los errores que cometes

¡Uy como notan los de alrededor esta tendencia tuya y qué despiadados son contigo¡ A veces lo hacen inconscientemente

¿Te acuerdas de lo mucho que le molesta a tu marido no encontrar aparcamiento y lo que refunfuña cuando vais de compras al centro comercial?  ¡ Qué caras te pone¡,¿ no?

Y tu te lo tomas por lo personal, Como si fuera culpa tuya el ordenamiento del ayuntamiento en materia de aparcamiento en vía publica. O como si fuera culpa tuya el que el caprichoso de tu marido le diera por comprar el modelo mas gran de de SUV que hay en el mercado…

¿Qué es incómodo? ¿Que te has casado con un cascarrabias? Está claro. Pero ¿Por qué has de solucionarle tu la vida? Que aguante sus frustraciones como todo quisqui y no lo pague contigo

Otra persona, lo oyería como la radio que lleva sintonizada el coche. O pensaría que antipático es, pero no se plantearía que eso tiene que ver algo con ella.

Sin embargo tu, te sientes mal y solo piensas en allanarle el camino.

¿ piensas que tienes que compensarle, que tienes que hacer que te quieran porque tu…. eres inadecuada?

O lo déspotas que son los hijos exigiendo y cómo reciben de bien los regalos que les dan , eso sí, no se plantean nada. Solo los reciben y está.

Complaces porque es la forma de expiar la culpa de estar mal, de ser inadecuada, de no estar a la altura, de no ser suficientemente buena. ¿ verdad?

Es como la huerfánita de las películas que sirve la mesa de sus tíos agradecida de que la tengan recogida.
 

La rabia interior 

Si, porque todos tenemos las mismas necesidades. De estar seguros, de ser queridos, de ser reconocidos, necesidades básicas…. Y si no las tienes satisfechas porque te dedicas a satisfacer las de los demás, pues te enfadas…

¿ y con quien la pagas?  Pues cuando te hartas con quien sea y seguro, seguro, contigo misma.
¿Te suena de algo todo esto?

Si, seguro que recuerdas cuando comes demasiado en un afán de tragar tu enfado, o cuando te tomas unos vinos de más para anestesiar tu malestar, o esa ansiedad que te corroe por dentro por no pegar cuatro gritos. Y es que las chicas buenas no gritan

Ay y Manolo. Manolo tan campante. Con sus quejas, sin saber que te hartan. Expresando en voz alta unos deseos que tu tomas como demandas, se sorprendería si supiera cuán en serio le tomas. Y desconcertado cuando te vuelves a él con cara de loca para reconvenirle.

Serán tus nervios, piensa, pues él siempre hace lo mismo y no sabe por qué unas veces eres un corderito sonriente tras él y otras, te vuelves una hiena.

Lógico, a cualquiera le pasaría lo mismo. No se da cuenta de que a ti en realidad no te gusta nada ni su comportamiento, ni el tuyo, pero no te atreves a decir nada, o ni siquiera sabes que no te gusta. ¿ Pudiera ser?

La paz

 

como dejar de autotorturarte

paz

Estoy segura de que quieres liberarte. Parar esa cabeza tuya que te autotortura y no te deja vivir. Sé que quieres encontrar la paz.

Todos merecemos la paz.

Te sientes culpable por haber comido de mas, por no ser feliz, por estar triste, por no poder con la vida,  pero ,¿Qué más quisieras que estar contenta?.

Vamos, Elisa, que a ti no te pasa nada. Estás bien como estás. Es que la vida no es perfecta, Tiene sombras y luces y no depende de ti, es así. Y no pasa nada.

Gracias a Dios, la mayoría no somos asesinos en serie ni personas desalmadas. Somos humanos, con imperfecciones y errores. La mayor parte de los cuales pueden ser soportados en un contexto general. Y con eso hay que contar.
Vamos, que tu problema no es que seas defectuosa. Es que tienes que verlo tu, que tal como eres, eres digna de amor. No tienes que comprarlo, Lee cómo modificar tu diálogo interior

Entérate, eres un miembro de pleno derecho en este mundo. Porque tu lo vales, da igual como tengas la casa, lo bien o mal que vayas arreglada, si trabajas o no. Es un derecho universal ser querida, entérate , sin condiciones.

Así no hagas nada que libremente no quieras hacer. Que tus actos no pretendan compensar nada, sea lo que sea lo que te asuste. Que tal como eres ,eres digna de cariño y si no lo ven, pues que se fastidien.

Ejerce tu derecho a ser como eres de verdad. Prueba y ya verás como no pasa nada.

Nadie sabe lo mucho que estás sufriendo .

¿Quieres liberarte de la culpa y vivir libre?