985359826 y 645843524 consulta@pilardelamo.com

¿Por que sigues ahí? ¿Eres la rana cocida?

por que sigues con el si no te hace feliz

¿Eres la rana cocida?

 

¿Conoces este cuento?

Si coges una rana y la metes en una olla a cocer con fuego fuerte, el instinto le hará pegar un bote y escaparse, mientras que si la vas cociendo poco a poco, se acostumbrará, se adaptará tanto a la temperatura que cuando se dé cuenta de lo que está pasando ya no tendrá fuerzas para saltar de la olla y escapar. Nadie se lo impide, sólo ella misma. No tiene fuerzas. Se fue cociendo a fuego lento.

Parece ser que el aparato interno de las ranas para detectar amenazas a la supervivencia está preparado para cambios súbitos en el medio ambiente, pero no para cambios graduales por lo que no se entera hasta que ya es tarde para reaccionar.

¿Eres tu la rana cocida? La persona que aguanta lo que le echan y se adapta hasta que ya está sometida.

A Juan se lo dicen sus amigos de otra forma, claro que él mide casi dos metros y está cachas. Oye , chaval, ¿Tu que eres un yunque, hecho para recibir martillazos?

Los martillazos se los da su pareja que es una chica delgada y muy nerviosa. El, con tal de que no se sulfure, aguanta lo que le echen.

Lo que pasa que Juan cuando ya recibió su dosis de martillazos, se levanta hecho una furia contra el primero que pasa al que le da por todo lo recibido.

A Belén le viene a pasar lo mismo. Ella ya no sabe si es que tiene muy baja la autoestima , si es que se siente muy vulnerable y hay quien se aprovecha de ella o qué. No sabe qué pensar.

Quizás esta historia te resuene dentro de ti y te haga pensar en tu relación. En que has perdido el termostato de tus emociones y ahora estés metida en algo que te hace infeliz y que encima te tiene confundida.

¿Te hace feliz?

Bueno, es que él no sabe querer porque como tuvo una infancia triste, viendo a sus padres pelearse entre ellos…

Pobre, ¿Te da pena, eh?

Y, ¿ cuándo te da pena, cuando al discutir te coge por el cuello, o cuando te deja sola en medio de la calle y se va, pegando un rebotazo?

¿O cuando por mucho que hagas tu nada le es suficiente?

¿O cuando se va con su mujer, porque pobre está enferma, para aparecer al cabo de la semana diciendo que no puede vivir sin ti?

¿ te da pena  de él cuando ves lo bien que tratan a tus amigas sus parejas o de quien te da pena es de ti?

Ya sé te da pena lo mal que lo pasa él después de estallar emocionalmente. Se disgusta, se incomoda…

O ella, que se mete en la habitación a llorar y se acurruca hecha un ovillo encima de la cama

o cuando te pone verde  en público y tu sólo quieres que te trague la tierra,

Pero ¿Qué has hecho tu para merecer esto?

Dice que le picas, le buscas, le buscas y claro, salta. Si, que es culpa tuya porque provocas.

¿O sea que la culpa la tienes tu?

Si, la tienes porque si no provocaras… Si fueras más templada y aguantases más, o si no contestases, o si no salieras con las amigas..

¿ Tu tienes la culpa de que no se controle, de que esté de los nervios, que sea un inseguro patológico o un manipulador ? ¿ Tu tienes la culpa de que esté amargado, que no se aguante ni él o de la infancia que tuvo?

Vamos, anda, que vaya al psicólogo. Que tu eres su pareja y no estás para hacerle la terapia. Estás para compartir y para disfrutar, pero los traumas al psicólogo

No, ya sé que no es siempre, que tenéis momentos muy buenos.

A ver, hombre…. Sólo faltaba. Pero cuando son malos, son muy malos, no?

Si ese es el problema, era mejor que fuera todo malo, entonces no te dejarías cocer, serías una rana saltadora.

El problema es que te engañas y con eso pierdes el termostato y te adaptas a que te cojan y te dejen, o  te adaptas a recibir sus migajas de hombre casado o , te adaptas a que te controle, a que no te deje ver a tu familia o a que te grite.. y en esas, ya te cocieron.

Oye , que no todo el mundo es igual. No vayas ahora a ver abusones en todas partes. No, hay perfiles, gente que es muy narcisista o egocéntrica, grandes manipuladores, personas abusivas que echan la culpa a los demás de sus sentimientos negativos o de su mala suerte.

¿Cómo distinguirlos?

Si ves que gradualmente vas cambiando de cómo eras y te ves sientes insegura  o confusa, con dudas de tu comportamiento o de tu relación, si ves que te va invadiendo la tristeza y pierdes la espontaneidad y la alegría que tenías… empieza a plantearte en qué situación estás.

¿Que hacer?

Si te suena lo que estás leyendo y  crees que pudieras estar metida en una relación que no te hace feliz y que te está confundiendo, deberías salirte lo antes posible aunque no te va a ser fácil . Lo mejor es la ayuda de un psicólogo especializado que te ayude a tomar conciencia y a cerrar tu relación sin flecos.

Como dicen: para sentirse libre, hay que soltarse.

Así que chequea si eres feliz y si no, déjate de rollos; salta de la olla  que el calor sube y acabas siendo la rana cocida