985359826 y 672168723 consulta@pilardelamo.com

las enfermedades psicosomáticas

Las enfermedades psicosomáticas .¿Te duele el cuerpo? 

Ana se siente apalizada, Si, eso , como si le hubieran dado una paliza. Se ha disgustado tanto con su madre que le duele hasta el último hueso. Siente un dolor emocional terrible, pero ella no lo sabe.

En un momento durísimo de su vida no tiene a quien volverse. Intentó pedir ayuda a su madre, pero ésta no le respondió como ella esperaba .

Todo lo contrario, la criticó y culpabilizó y hoy siente una perplejidad tan grande que su consciencia no puede asumir. Y le cruje el cuerpo por el abandono emocional tan grande que siente.

Antonio está desmoralizado. Tiene un estrés tremendo acumulado en su cuerpo, Tanto, que ha sufrido varias crisis de ansiedad, alguna que llegó a confundir con un infarto.

Trabaja a turnos de capataz en una empresa. Las personas a su cargo no le respetan por su juventud y su jefe, al que está harto de quejarse, le oye como quien oye llover.

Antes se enfadada , de ahí sus crisis, pero hoy le ves doblado. Si, a pesar de ser una persona joven, tiene los hombros caídos, la cabeza gacha, empieza una frase y la deja a la mitad como el que sabe que no le van a entender.

Tiene la derrota reflejada en su cuerpo.

1.- La relación mente-cuerpo

Es la relación mente-cuerpo.Las emociones van dejando huella en el cuerpo, van transmitiendo lo que siente la persona y lo dejan escrito en su figura, como heridas de las batallas vividas.

Hay órganos más sensibles a la regulación emocional como el aparato digestivo. Donde ya el lenguaje lo expresa claramente “ si no lo puedo tragar”, si no hay quien lo trague” “ es que me lo como” . por ejemplo,

La mandíbula se tensa, las encías oclusionan y hacen resistencia y así creemos que ponemos una barrera a esa emoción que parece entrarnos. ¿Ira, quizás?

El nudo en el estómago, ese es cuando ya nos entró la emoción, generalmente tristeza y la bloqueamos dentro. La tristeza también se relaciona con esos ojos acuosos , brillantes, que contienen la emoción dentro del cuerpo y la mueven sin dejarla salir.

Los problemas intestinales.La diarrea, el colon irritable, el estreñimiento hablan del encaje de los disgustos, del manejo de las preocupaciones y del miedo que sentimos o el alivio cuando algo lo soltamos

También el frío en las extremidades nos habla de miedo, ese no entrar en calor, que necesita la sangre concentrada en el pecho por si hay que actuar.

El rubor en la cara tiene que ver con el deseo y con el temor.

¿Quién en etapas de estrés no nota cambios por ejemplo en su deseo sexual, en la sequedad de la boca, en la piel, o no tiene dolores de cabeza.?

y es que el inconsciente se expresa a través del cuerpo.

2. La somatización

Marina, siempre que había temporadas de tensión ,se ponía mala.

Ella tragaba, tragaba. No sabia decir que no. No sabía ponerse en su sitio y cuando la cosa se complicaba más allá de lo que ella podía digerir , enfermaba. Que si era la espalda, que la gripe, que una tos que no era capaz de quitar, incluso infecciones de orina.

Se pasaba temporadas yendo de médico en médico. Ya no sabían qué hacer con ella aparte de tratar sus síntomas. Alguno llegó a preguntarle si tenía problemas, en casa, en el trabajo.

Ella siempre contestaba: No, para nada . Es que tiene mala salud

Los demás que la conocíamos bien, nos dábamos cuenta de que era como un vaso que se va llenando y llenando hasta que llega la última gota que lo hace rebosar. Y descubrimos que esto sucedía con cierta periodicidad.

Y aprendimos a no contar con ella cuando había tensión.

Nos listaba sus malestares y nosotros veíamos que sus somatizaciones eran su forma de decir. “Basta”.

3.- La represión de las emociones

Las emociones tienen que expresarse y si no lo hacen de una forma consciente lo hacen inconscientemente a través del cuerpo.

Vamos, que se buscan la vida

La pena es que ella no se daba cuenta y cuando se ponía bien, volvía a llenar el vaso y así una y otra vez.

Probablemente la habían jaleado de pequeña con el tema de que ella podía con todo y hoy, sin saberlo , es presa de su rol.

Y claro que podía, con eso y con más, pero ,¡Qué casualidad,¡ cuando había problemas ella , de baja por enfermedad

Hablamos de somatizar, que viene a ser proyectar en el cuerpo las emociones que reprimimos.

Hay personas que les cuesta asumir una serie de emociones que sienten. Les es más fácil desplazarlas al propio cuerpo -y dejar que éste les duela -en vez de la psique, Ya que ésto les obligaría a cambiar algo y no se atreven a hacerlo.

En el caso de Marina yo creo que conectaba con la rabia, emoción que no se permitía sentir porque ella era una chica buena y entonces, la vivía a nivel corporal ,no mental.

4.- Conclusión

Las emociones no son ni buenas ni malas, por mucho que haya algunas que no nos guste experimentar.

Son útiles para adaptarse a la situación que toca vivir . Hablan de nosotros y de lo que sentimos. Se expresan en el cuerpo y en la mente al mismo tiempo. Si se aceptan de forma natural, se experimentan y pasan de largo limpiamente.  En un proceso de autorregulación emocional

Si se rechazan, permanecen en el inconsciente y buscan la forma de liberarse, generalmente en forma de otra emoción menos “temida” . Es una somatización en ese cuerpo que habitamos y al que damos forma continuamente

y ahora, tú. ¿ Qué te duele? ¿ Cómo expresas las emociones que te disgustan?

Si te gustó, por favor, agrega un comentario que me interesa mucho tu opinión. Gracias